lunes, 3 de septiembre de 2012

TARTA "SAN MARCOS" CON TRUFA


Puedo afirmar casi con total rotundidad que la tarta "San Marcos" es mi tarta favorita (aunque se me hace muy difícil descartar otras tartas xD) y nunca me había atrevido a prepararla por el tema de la yema, que no sabía yo cómo iba a salir eso... ¡Que tonta fui de no hacerla antes! No tiene complicación ninguna (al menos de la forma en la que yo la he hecho).
Así que, con la excusa (y a la vez motivo) del cumpleaños de mi novio, me fui tan contenta a comprar mi súper-soplete y me metí en la cocina a dar vida a mi creación, como si del Doctor Frankenstein se tratara... Tenía un arma, y no dudaría en utilizarla... xD


INGREDIENTES:
  • 1 Base de bizcocho de vainilla (dividido en 3 partes iguales).
  • Azúcar.
  • Chocolate negro, virutas o almendra picada.
Para el almíbar:
  • 200ml de agua.
  • 100gr de azúcar.
  • 1 Cucharadita pequeña de extracto de vainilla.
  • 30ml de Ron.
Para la trufa:
  • 400ml de nata para montar.
  • 100gr de chocolate 70% cacao.
Para la nata:
  • 600ml de nata.
  • 100gr de azúcar.
Para la yema pastelera:
  • 3 Huevos (158gr).
  • Azúcar (158gr).
  • 15gr de Maizena.
  • 90ml de agua.
  • Colorante (en polvo, el que se usa para las paellas).
PREPARACIÓN:
Lo primero que debes preparar es la trufa, pues debe reposar en frío al menos 3 o 4 horas para poder montarla bien.
En un cazo, calienta la nata (400ml) con el chocolate (100gr), hasta que quede todo bien integrado. Aparta del fuego, deja enfriar por completo y guárdala bien tapada (en un tupper o similar) en la nevera al menos 3 o 4 horas, o puedes prepararla el día anterior.


A continuación prepara el almíbar. Calienta en un cazo el agua (200ml) con el azúcar (100gr). Cuando empiece a hervir déjalo 10 minutos. Por último añade la vainilla y el ron, aparta del fuego y déjalo enfriar.


Continúa preparando la yema. En un bol se baten ligeramente los 3 huevos (sin crear aire ni espuma), se añade el agua (90ml), se mezcla y se pasa por un colador para eliminar lo que yo llamo "los cuajos" :D


En otro bol mezcla el azúcar (158gr, el mismo peso que los huevos) con la Maizena (15gr) y mezcla con los huevos (sin batir).


Pon la mezcla en un cazo a fuego medio, removiendo constantemente. Cuando empiece a espesar espolvorea con un poco de colorante, sigue removiendo hasta que termine de espesar.


Vierte la mezcla inmediatamente en una superficie fría (yo he usado una bandeja de cristal) y remueve constantemente hasta que se enfríe. Esto evitará que la yema se oxide y tome un color verde (que no queremos).


Cuando la hayamos enfriado, cubrimos con un papel film, asegurándonos que éste toque la mezcla, evitando que se quede aire dentro, y reservamos en la nevera.


Ha llegado el momento de preparar la trufa y la nata. Recuerda que deben estar bien frías para que monten bien (aunque no debes meter la nata antes de montarla al congelador) y siempre es mejor si utilizas la varilla eléctrica.
Yo utilizo un recipiente metálico, que meto a la nevera un rato antes para que esté frío, y así ayude a que monte mejor.

Monta la trufa hasta que quede con una textura de "mousse".


Después empieza a montar la nata. Cuando esté a medio montar, añade el azúcar, sube la potencia a las varillas y termina de montarla.


Ya podemos empezar a darle forma a la tarta. Coloca la base del bizcocho en el plato o bandeja donde vayas a servirla, y baña con el almíbar que hemos preparado antes. Utiliza una brocha para que quede uniforme y no se formen "charcos".


Cubre con la trufa montada, extendiéndola bien con la ayuda de una espátula o cuchillo de punta redonda.



Pon encima otra parte del bizcocho y báñala también con el almíbar.


Cubre con la nata montada (utiliza la misma cantidad que la trufa, y reserva el resto para decorar), coloca la última base de bizcocho encima y vuelve a bañar con el almíbar.


A continuación, extiende la yema por encima, espolvorea con un poco de azúcar y quémala con el soplete hasta que quede tostada.


Por último cubre los bordes de la tarta con la nata que hemos reservado y decórala al gusto. Yo he utilizado virutas de chocolate, aunque para esta tarta suele utilizarse almendra laminada o molida.


Como podéis observar la decoración no ha sido mi fuerte con esta tarta, jajaja, y la falta de medios, de tiempo y mi pulso mediocre hicieron el resto del trabajo.
Aún así, y como con todo, lo que importa es el interior, y os puedo asegurar que estaba ¡deliciosa!.

 

10 comentarios:

  1. Pedazo de tarta nenica!! Estaba exquisita, gracias por tu detalle, y vaya aportazo para tu blog!.
    Seguro que escala posiciones en el ranking sin mucho esfuerzo.
    A ver si la repites pronto jjeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti cariño! Te mereces mil tartas (pero no tenía tanto tiempo xD) Un besoo!

      Eliminar
  2. hola Marta acabo de conocer tu blog y me quedo como seguidora esta tarta esta buenisima me la apunto y enhorabuena por los premios te dejo mi blog si quieres visitarme
    http://eltoquedebelen.blogspot.com.es/2012/09/pollo-al-limon-estilo-chino.html
    !!!! un saludo !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he pasado por tu blog, y ahí me quedo! :D Besos, y gracias por quedarte ;)

      Eliminar
  3. Qué buena pinta tiene! Te ha quedado muy bien! Yo no sé hacer esas cosas aún con la explicación que has hecho. Me falta mucha experiencia jeje. Felicidades por la tarta es estupenda :)

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate, verás que sencilla es..que yo tampoco tengo experiencia!! xD Muchas gracias, un abrazo ;)

      Eliminar
  4. Uhmmmmm, me comeria ahora mismo un trocito, te ha salido genial, me llevo la receta. Seguro que ha tu novio le ha encantado. Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues tienes razón no parece nada complicada, y yo tampoco me he atrevido a hacerla,,, habrá que probarla. Felicidades a los dos
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Belen... Anímate a hacerla y me cuentas :D besos!

      Eliminar